Jueves 21 Septiembre 2017

Crece la tradición en las Morismas de Bracho 2011

 

Reúne a 12 mil participantes y 70 mil espectadores
Al celebrarse un año más, en este 2011 las Morismas de Bracho se consolidan como la representación teatral de una batalla heroica más grande del mundo, al reunir a 12 mil participantes y a 70 mil espectadores.

La Cofradía de San Juan Bautista, que organiza esta tradición, fue fundada hace 180 años, aunque el cronista de la ciudad, Manuel González, aún tiene la duda si le suma un año más. Aunque falta por precisar el dato la tradición comenzó entre 1830 y 1832.


Las Morismas se han logrado mantener gracias a que la Cofradía está bien organizada y se ha adaptado a los tiempos; por ejemplo, actualmente ya no truenan la pólvora de las carabinas en las calles del Centro Histórico durante el desfile, ya que a más de un asistente le parecía molesto o resultaba aturdido.

Hace un año se realizó el Primer Congreso Mundial de Moros y Cristianos. En tal reunión se enlistaron todas las representaciones que se hacen al respecto y resaltó la que se hace en Zacatecas como la más impresionante.

Mezcla de épocas
En la vestimenta de los participantes hay una mezcla de épocas, ya que los moros usan el uniforme de suavos –soldados franceses de infantería- mientras que los cristianos, con pantalón blanco, pechera negra, camisa roja y gorro tampoco se asemejan a los soldados que combatieron a los árabes en la península ibérica.

Recientemente se han sumado a esta colorida celebración caballeros medievales con cotas y armaduras más elaboradas.

Los discursos y diálogos se refieren a sucesos o batallas de distintos siglos y aparecen varios personajes, algunos históricos y otros ficticios, para librar las batallas que tienen como fin convertir o matar al hereje o infiel, representado por los moros o turcos.

A pesar de la combinación que puede parecer extraña, o bien, rica en elementos culturales, al final de cuentas se mantiene el objetivo de la representación para adorar a San Juan Bautista y defender la fe cristiana.

Crecen las morismas
En 2010 se estimó una asistencia de poco más de 60 mil visitantes, y para 2011 se calculó llegar a las 70 mil cifra durante los tres días en que se realizan las Morismas en las Lomas de Bracho.

Los espacios para estacionar vehículos alrededor son insuficientes, los terrenos en los que se instalan los campamentos se extienden cada vez más y los comercios de comida y área para la diversión, con juegos mecánicos, también crecen cada año.

Incluso los negocios ya manejan marcas especiales para esta temporada, como el Starbracho Frappe, café servido en un vaso que imita el logo de Starbucks.

Cada edición representa un reto mayor para las autoridades, que en esta ocasión reforzaron las medidas de seguridad en el área y fueron más estrictas en el uso de la pólvora.

La mancha urbana ha ido creciendo y los espacios que antes se ocupaban para realizar las Morismas poco a poco han sido invadidos sin que las autoridades municipales regularicen la situación.

Sonidos de guerra
Los actores que hacen los diálogos se comienzan a preparar desde el mes de mayo. Las bandas de guerra también ensayan con semanas de anticipación y unos días antes de que comiencen las Morismas se empiezan a escuchar en la ciudad las detonaciones de las carabinas, señal de que las están preparando para que su sonido sea fuerte.

Si bien en el centro de la ciudad ya no se permiten detonaciones, basta el sonido de los 954 integrantes de las bandas de guerra para hacerse presentes, además de que hay actores que pelean cuerpo a cuerpo y se entonan coros mientras marchan, incluso la popular canción infantil “Pimpón”.


Este año desfilaron por las principales calles de la ciudad 11 mil 310 participantes en un desfile que comenzó a las 10 de la mañana y que terminó poco después del mediodía.

Ya en las Lomas de Bracho rugen los rifles, vibra el suelo con las detonaciones y más de un oído se ensordece: es el sonido de la batalla, que llama más la atención de los participantes que el sentido religioso de la celebración.

Como cada año, las autoridades acudieron al desfile y a las Lomas de Bracho, pero esta vez el gobernador Miguel Alonso Reyes también acudió previamente a la coronación de la reina de estas fiestas.

  

     

  

  

  

  

     

 

  

  

  

  

FOTOS Y VIDEO: OSVALDO MARTÍNEZ, LEONARDO MORENO Y MANUEL FRAUSTO

 

 

NOTAS RELACIONADAS:

Inician las Morismas de Bracho con la coronación de Estefanía I

Registran ante la Sedena armas que usarán en las Morismas de Bracho

grito sept2017