Martes 20 Octubre 2020

De las lecciones de las elecciones

Gaston Bouthoul y Manuel Ortuño realizaron un excelente trabajo al escribir la Introducción de su “Antología de las Ideas Políticas” (Edit. Renacimiento, México, D.F., 1965), en la cual tratan, de manera general pero profunda, temas relativos al poder político, la exaltación en política, el desfasamiento entre las mentalidades y las instituciones, las doctrinas políticas, definiciones de la actividad política, la mujer y el universo de la guerra, entre otros.

En el apartado denominado “Arte, ciencia y sociología políticas”, los autores hacen 2 citas que me parecieron imprescindibles para tratar de describir lo que me provoca ver las pasiones, los compromisos, las deslealtades, la buena y la mala fe y un largo etcétera que generan las tan mentadas elecciones en l@s tan mentad@s ciudadan@s:

La primera: “La elección de los pueblos, (si se admite que pueden elegir), según Herbert Spencer, se hace en definitiva, entre la burocracia y la democracia. Ésta (la democracia) coloca en los puestos de autoridad a individuos escogidos en las elecciones. Aquélla procede por cooptación o por designación que sólo los jefes deciden. Pero Spencer –continúan los autores-, en su ingenuidad, no podía prever el sistema del <<partido único>>, gracias al cual la burocracia se disfraza de democracia: designación previa de los candidatos, voto de los electores por la fuerza. Éstos sólo tienen que ratificar, sin haber podido elegir.”

Pero los autores –agregaría yo-, en un contexto europeo, no pudieron darse cuenta de la conformación de lo que en México se gestaba, y que Giovanni Sartori, en su obra “Partidos y Sistemas de Partidos” llamó la “democracia sui generis”, o la “Dictadura Perfecta”.

La dictadura perfecta tampoco nos da a elegir, simplemente nos obliga a ratificar, pero ya no es piloteada por un “partido único”, sino por un grupo de poder, más o menos visible, que controla al sistema de partidos, al instituto electoral y a todas las instituciones del Estado, sin excepción, y que utiliza los mecanismos legislativos, judiciales, administrativos y de coerción para beneficio propio y para mantenerse en el poder.

Ante este escenario, los profesores disidentes oaxaqueños se atrevieron, en un heroico impulso, a prender fuego a más de 13 mil boletas electorales a tan sólo unos días de las elecciones; una hermosa y valiente indígena, con la voz quebrada pero inquebrantable el espíritu, enfrentó a Rigoberta Menchú, indígena también y Premio Novel de la Paz, porque la susodicha (la que ganó 40 mil dólares por pedirlo), les pedía a l@s ciudadan@s guerrerenses que salieran a votar; y miles de hombres y mujeres, no sólo de México, sino de varias partes del mundo, exigimos la renuncia de Lorenzo Córdova porque en una llamada telefónica tuvo una verborrea (una diarrea de palabras) y externó su cinismo, su racismo y su imbecilidad.

La segunda cita: “El porvenir de la humanidad sigue siendo indeterminado, ya que depende de ella misma”, dice Henri Bergson.

En el contexto en el que nos encontramos, pareciera que esta frase no nos da pistas, no tiene sentido alguno, ya que buscamos soluciones: no necesitamos de la contemplación ni de la reflexión, necesitamos acciones concretas, propuestas precisas, ya que a donde dirijamos la mirada hay grandes problemas por resolver.

L@s paristas de Triumph Group México tomaron las instalaciones de la empresa para evitar que saliera un lote de piezas para Estados Unidos, hasta que se les pague por lo trabajado (así de sencillo). Triumph Grouph es una empresa que fabrica partes para la aeronáutica y, para hacerlo, ocupó una gran extensión de tierras fértiles en el municipio de Calera, Zacatecas. L@s paristas han hecho llamados al gobernador para que tome cartas en el asunto.

El 1 de junio, la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Zacatecas (Fecopaez) manifestó su inconformidad por la intervención que se está haciendo en la Plaza de Armas por parte del gobierno del estado, y por el decreto número 30, que reforma la estructura de la Junta de Monumentos. Además exhortaron al gobernador para que les escuche y, para variar, tome cartas en el asunto.

Desde mi juicio, lo que l@s paristas y l@s profesionistas olvidan, ignoran o menosprecian, es que su futuro debería depender de ell@s mism@s, como dice Bergson, y no de las decisiones de un gobernante caprichoso y frívolo, ni de cualquier otro.

Atrevernos a tomar los medios de producción, a utilizarlos en beneficio de l@s zacatecan@s: para mejorar el campo, para tecnificar muchas industrias, para hacer las propias, en lugar de ser explotados y poco beneficiados por el gran capital, ¿no es acaso más congruente y más humano?; atrevernos a vivir nuestros espacios, a gestionarlos y hasta a equivocarnos en su manejo, ¿no es acaso más digno y más hermoso?

León Felipe dejó escritas líneas bellísimas, en este sentido, para la Humanidad. Con su palabra termino mis comentarios:

Nadie, ni yo ni nadie, puede andar tu camino por ti;

tú mismo has de recorrerlo.

No está lejos, está a tu alcance.

Tal vez estás en él, sin saberlo, desde que naciste:

acaso lo encuentras de improviso en la tierra

o en el mar…

Largo tiempo has soñado sueños despreciables.

Ven. Que te limpie los ojos…

Y acostúmbrate ya al resplandor de la luz.

Esta es la consigna:

y acostúmbrate ya al resplandor de la luz.

*Estudiante de Derecho y miembro de #YoSoy132
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.