Jueves 11 Agosto 2022

Suministro de agua potable, problema común en México

Se trata de una amenaza para la salud pública, afirma Giselle Arellano

A pesar de que el gobierno mexicano ha tratado de resolver el suministro en el país, aún muchas personas no tienen acceso a agua potable limpia, afirmó la licenciada en Mercadotecnia, Giselle Arellano Ávila.

Indicó que la escasez de agua es un problema común en México, pues muchas de las regiones del país tienen climas secos y áridos, por lo que los suministros son escasos a pesar de que las autoridades han buscado mejorarlos.

En este sentido, Arellano Ávila informó que el gobierno mexicano ha creado programas para mejorar este problema en el país, enfocándose en construir nuevas plantas de tratamiento de agua y mejorar las existentes, además de realizar esfuerzos para mejorar el transporte y almacenamiento de agua.

Indicó que, aunque el Gobierno de México sigue haciendo esfuerzos para mejorar el suministro, persisten los problemas, ya que numerosos sectores de la población no tienen acceso a agua potable ni limpia.

Esto refleja que los problemas de abastecimiento son especialmente graves y se presentan en las zonas rurales, donde muchas personas no tienen acceso al agua corriente.

Estos problemas, agregó Giselle Arellano Ávila, son una amenaza para la salud pública, pues el agua contaminada puede causar enfermedades como el cólera y la salmonela, además de que puede causar problemas más graves, como el cáncer.

Indicó que esta situación refleja que el problema que tiene México con el suministro de agua potable es grave, pues se tiene una sobreexplotación en los mantos acuíferos, los problemas en la red de distribución del agua, la contaminación y la falta de un control sobre las concesiones, incluyendo la parte agrícola, lo que ha ocasionado que la población desconfíe del agua corriente y recurra al consumo de la embotellada.

Siendo el agua el recurso más importante -indicó Arellano Ávila-, cuando una población no tiene acceso al agua potable tampoco puede ejercer otros derechos, como la vivienda digna, salud o educación, además de que se afecta la industria y, por lo tanto, las fuentes de empleo, pues es uno de los insumos más elementales de cualquier actividad económica.

En el ámbito político, dijo, el escaso acceso al agua se ha convertido en una fuente de conflictos entre comunidades alrededor de todo el mundo. Por todo ello se debe cuidar este vital liquido pues, a pesar de la escasez  en la Ciudad de México las personas gastan un promedio de 366 litros diariamente por persona.